Inicia Diálogo Nacional para la estabilidad en Nicaragua

Por: || || Hora: 11:18 a.m..
nicaragua, dialogo nacional, daniel ortega, universitarios, paz, rosario murillo, iglesia,
Foto: TN8

Poco después de las 10 de la mañana de este miércoles 16 de mayo se marcó el inicio de un histórico Diálogo Nacional en Nicaragua. El motivo es para buscar justicia y paz tras casi un mes de hechos violentos que han dejado luto y dolor a familias nicaragüenses, así como daños a propiedad pública y privada más afectaciones generales en la economía.

La mesa de diálogo se llevaría a cabo en el Seminario Interdiocesano Nacional “Nuestra Señora de Fátima”, en el Distrito II de Managua. Ahí estaría la presencia de Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua; Rosario Murillo, vicepresidenta; representantes de Gobierno y también de la empresa privada, sociedad civil y jóvenes universitarios. Por su parte la Conferencia Episcopal de Nicaragua sería mediadora y testigo de todo este proceso.

El acto comenzó con la enumeración de cada uno de los participantes en esta mesa de diálogo, incluyendo a medios de comunicación, misiones diplomáticas y organismos internacionales presentes.

El representante de la Iglesia Católica indicó que ellos están como acompañantes de las propuestas que mejor respondan a la dignidad de la persona humana y el bien común. Luego el Monseñor César Bosco Vivas Robelo, Obispo de la Diócesis de León, elevó una oración al Altísimo pidiendo por la justicia, que cese la violencia en el país y que el proceso se lleve con responsabilidad entre todas las partes.

El presidente de Nicaragua señaló como principales puntos en su alocución en que los nicaragüenses conocen muy de cerca los dolores de la guerra y de la violencia, en donde buena parte de los nicaragüenses han sufrido la pérdida de familiares a lo largo de la historia del país, haciendo énfasis en la Guerra cuando hubo 50 mil víctimas, por una guerra de hermano a hermanos. A continuación parte de lo que expresó el Presidente Ortega.

"Claro que nos duele las muertes, la muerte de un solo ciudadano, nos duele la muerte de un nicaragüense, cualquiera que sea la forma violenta. Claro que nos duele la muerte de estos muchachos, jóvenes de diferentes pensamientos políticos. Y también murieron muchachos sandinistas, igualmente murieron trabajadores (...) Anoche mismo en Matagalpa murió un muchacho y otros dos gravemente heridos, una niña resultó herida de un balazo, víctima de esa violencia diabólica que ha explotado en nuestro país. Cuatro hermanos de la Policía Nacional de estos ataques que se lanzaron anoche en Matagalpa. La sangre no tiene diferencia de color, a todos nosotros nos duele la muerte de nuestros seres queridos (...) Nos indignamos y también tenemos razón de no responder a la violencia con la violencia con lo que ya está cansado el pueblo nicaragüense", señaló Daniel Ortega.

"Cuando se luchó con la dictadura somocista, nunca asaltamos negocios. Hacen daño al Estado nicaragüense y afecta la violencia a campesinos, porque no pueden sacar cosecha (...) Con acciones violentas se crea dolor en un millón de familias nicaragüenses. Situaciones como estas se defienden en el marco de la justicia, para que reine la justicia, de cuántos desaparecidos y prisioneros políticos (...) Que no se utilice la mentira, que nos pasen la lista, que se pase a los obispos que diga la Comisión Internacional de Derechos Humanos, y que ellos nos trasladen la lista y vamos a demostrarle que no hay ni un solo desaparecido, todos fueron liberados", agregó el mandatario nicaragüense.

nicaragua, dialogo nacional, daniel ortega, universitarios, paz, rosario murillo, iglesia,

"La Policía Nacional ha sido víctima de esta campaña, sin darnos cuenta que un país sin instituciones es un país que se destruye (...) La policía tiene órdenes de no disparar y la prueba es que cuando se atacó el cuartel de Masaya, la Policía no disparó. En Matagalpa lo pueden confirmar los mismos ciudadanos, los religiosos que han estado mediando en esta tragedia (...) No debe seguir corriendo la sangre de hermanos y la policía tiene órdenes de no disparar", aseguró Daniel Ortega.

"Quiero agradecer a la Conferencia Episcopal a todos los señores obispos por esfuerzos extraordinarios para que se instale este diálogo, esfuerzo heroico de sacerdotes que han ido a buscar cómo calmar esa violencia. Incluso han sido agredidos por evitar que no se produzcan más hechos de violencia, ellos aportando para la paz y seguridad de todos los nicaragüenses (...) Hoy nuestro compromiso es seguir trabajando para que se haga justicia y por eso invitamos a la Comisión Internacional de Derechos Humanos porque tiene que haber justicia para todos, la justicia no es solamente para unos, los muertos están de todos lados", mencionó Daniel

"Vamos a continuar trabajando para que se pueda fortalecerenriquecer el proceso institucional de nuestro país, que tengamos instituciones más sólidas, más fuertes, que les den seguridad y estabilidad a Nicaragua. Por eso se ha abierto una mesa con Comisión de la OEA en donde tenemos establecidos una agenda que nos permita hacer cambios que nuestro proceso histórico, nos demanda esta circunstancia para el fortalecimiento de la democracia y los procesos electorales y mayor fortaleza para emprender la lucha por la estabilidad y la paz. (...) Porque hoy la Nicaragua que crecía, que traía inversiones, que respiraba tranquilidad y paz, Nicaragua está profundamente herida", dijo Ortega.

nicaragua, dialogo nacional, daniel ortega, universitarios, paz, rosario murillo, iglesia,

"Y yo quiero hacer el llamado a que se facilite el tránsito de las familias, de los trabajadores de las zonas francas, porque se están mandando al desempleo a esos 130 mil trabajadores. Tenemos la responsabilidad de salvar este momento para entablar las bases de una paz con justicia", señaló el mandatario.

El Diálogo Nacional continuó con una interlocución de la vicepresidenta Rosario Murillo, quien recordó que el camino de Nicaragua no es la Guerra, es la Paz y el respeto a las madres, a las mujeres en general. Así mismo que hay que pensar en las nuevas generaciones, priorizando dejar un legado de paz, convivencia y de aprendizaje. "Nos toca aprender a convivir y escucharnos con respeto", acotó.

El Cardenal Leopoldo Brenes también tomó la palabra para pedir por la paz, señalando que ellos como obispos se tomaron a la complicada tarea de mediar en esta mesa de diálogo, pero con el espíritu enfocado en conciliar salidas y soluciones a las demandas que generan expectativas complejas. Recalcó que templos católicos han servido como casas de campaña para tratar a heridos de los más recientes hechos violentos, por lo que urge la búsqueda de respuestas que conlleven a la tranquilidad y seguridad de las familias nicaragüenses.

Finalmente se estableció que el día viernes se continuaría con este proceso del diálogo nacional, en donde cada sector debe especificar los puntos a abordar y sobre todo las soluciones propuestas para llegar a acuerdos en común.

 

tags: