Gobierno garantiza alimentos y atención psicosocial a 53 familias albergadas

Por: || || Hora: 9:54 p.m..

Unas 200 personas que habitaban en la zona donde ocurrió el deslave que soterró 4 viviendas y quitó la vida a 9 personas se encuentran albergadas en la Escuela Japón del barrio 18 de Mayo.

El lugar donde habitaban fue declarado de alto riesgo y desde la madrugada de este viernes se encuentran en un lugar seguro con el dolor latente de la tragedia.

"Se oyó la tierra como que se estaba desmoronando y tragando todo y lo único que hice fue sacar a mi familia y ahí dejé todo", expresó la joven Jessenia López.

"Se partió el terreno y se hundió todo. Nos dijeron que está inhabitable y mi tristeza es que tengo 3 niños y no tengo donde vivir", dijo por su parte Rebeca Ortiz.

Hoy más tranquilos y en un lugar seguro se muestran agradecidos con Dios por la vida.

"A pesar de todo a nosotros nos dio la oportunidad de estar aquí, porque otras personas fallecieron", dijo por su parte Cristian Molina.

"Gracias a Dios aquí estoy con mi familia completa, me siento tranquila", comentó la señora Agnes Duarte.

Por otra parte, Elizabeth tiene 4 días de nacida y es la habitante más joven del albergue ubicado en la Escuela Japón.

"Le damos gracias a Dios porque estamos vivas, pero también estamos asustaditas y nerviosas", dijo la madre de la niña, Juana Urrutia.

Las familias aseguran que en el albergue reciben atención integral.

"La atención ha estado bien, nos han ayudado y lo que necesitamos nos lo dan", expresó Erick Pérez.

"Nos han atendido muy bien, nos han regalado colchonetas, frazadas y comida", dijo la albergada María Montiel.

Trabajadores de diferentes instituciones se han hecho presentes al lugar para brindar atención con calidad y calidez sobre todo a los más pequeños.

"Entonces estamos tratando que ellos alivien un poco esto, viendo la forma que ellos puedan integrarse en juegos", expresó la psicóloga Elizabeth Orozco.

"Vemos sus vacunas, le damos atención en cuento al cuidado, higiene personal, lavado de manos", dijo la educadora Miriam Montiel.

"Y posteriormente se le dan colchonetas, frazadas, que es lo principal para que los niños no aguanten frío, atención médica y se les da la alimentación", puntualizó Leonarda Medrano, directora del Centro Escolar Japón.

Hasta el momento hay 53 familias, unas 200 personas, albergadas en este lugar. Pero como las labores de evacuación continúan se espera que en las próximas horas crezca este número.

Jimmy Altamirano Corrales

tags: