Honduras: Encubrimiento familiar en caso de bebé asesinada

Por: || || Hora: 8:06 a.m..
None-Honduras: Encubrimiento familiar en caso de bebé asesinada
Internet

Autoridades señalan encubrimiento familiar en el caso de una bebé de 18 meses que fue abusada sexualmente y posteriormente asesinada en San Pedro Sula, Honduras.

Brayan Eduardo Meléndez Lara está siendo acusado por la muerte y abuso sexual contra su sobrina de 18 meses de edad, encontrada supuestamente ahogada en una piscina de su casa el pasado lunes, en un hecho criminal que pasó de ser uno más, luego que el hermano del detenido y padre de la bebé saliera en defensa de su pariente y culpando a personal médico de emergencia y Medicina Forense de los hallazgos reflejados en la autopsia.

Las investigaciones hasta el momento han arrojado un supuesto encubrimiento familiar, no solo de la violación de la menor; sino hasta de su muerte al tener fuertes sospechas que quisieron hacer pasar el hecho por un accidente en el que la niña resultó ahogada, mientras la familia realizaba una fiesta de cumpleaños del padre, informaron agentes investigadores del caso.

Incluso, debido a los oficios a los que se dedican los padres, el juez ordenó vaciados telefónicos y al tío se le agrega un examen psicológico y una evaluación psiquiátrica, por lo que la acusación podría ser extensiva a más personas, se conoció.

Como se recordará, el lunes Kevin Enrique Meléndez, padre de la niña, luego que la Fiscalía Especial de la Niñez emitiera el requerimiento fiscal y personal de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) capturaran a su hermano, aseguró que lo hacían sin pruebas, esa fue la primera sospecha de una trama con alevosía y ventaja de todos los adultos involucrados.

“Aquí tengo el dictamen de Medicina Forense y no me pusieron la causa de muerte y luego me salen que mi hija fue abusada, golpeada y estrangulada”, fueron las primeras declaraciones ante varios medios de comunicación en el preciso momento en que junto a su pareja de hogar, Celia Morales, recibían el cuerpo de la niña.

Insistió que la niña desde que la vieron en la piscina ahogada, procedieron incluso hasta limpiarla porque estaba flotando con su pañal o ropa interior sucia y al ver que no reaccionaba salieron de emergencia al hospital Mario Catarino Rivas en San Pedro Sula, departamento de Cortés.

En todo momento no le vieron señales de ningún tipo de abuso y menos golpes como se acreditaban en el expediente médico y en el dictamen médico legal de Medicina Forense.

“Sus partes estaban enteras porque la limpiamos porque estaba sucia. Mi bebé estaba sucia y le buscamos un pañal y soy su madre y no vi lo que ahora tienen sus partes”, expresó tanto el padre como la madre.

Aseguró que su hermano es inocente y que confía ciegamente en él, porque tienen testigos que la menor murió ahogada, no como lo quieren hacer ver las autoridades, al tiempo que arremetió contra el personal del hospital Mario Catarino Rivas de cometer la violación y luego remitir el cuerpo a la morgue, “tanto pícaro que trabaja en el Catarino Rivas que allí fue donde ultrajaron a mi hija”.

tags: