Astrónomos descubren un planeta huérfano del tamaño de la Tierra

Por: || || Hora: 9:06 a.m..
ciencia, espacio, planeta, galaxia, descubrimiento, caracteristica, teoría de la relatividad general, einstein
Estos cuerpos celestes, descubiertos gracias a la teoría de la relatividad general de Einstein, podrían ser los más comunes de la Vía Láctea / Foto: Twitter

El hallazgo de un planeta vagabundo del tamaño equivalente al de la Tierra, el más pequeño de este tipo jamás descubierto hasta el momento, aporta nueva evidencia a favor de que este tipo de cuerpos celestes podrían ser los objetos más comunes de nuestra galaxia, sugiere un estudio publicado el pasado 29 de octubre en la revista Astrophysical Journal Letters.

Estos planetas quedan huérfanos tras ser expulsados de su respectivo sistema planetario a raíz de los efectos gravitacionales de otros cuerpos celestes y viajan por la vastedad del espacio en plena oscuridad, ajenos a todo ciclo diurno o anual.

Casi la totalidad de los aproximadamente 4.000 planetas conocidos fuera del sistema solar orbitan alrededor de una estrella anfitriona, cuya luz, observada desde la Tierra, resulta opacada a intervalos regulares por la trayectoria del planeta, permitiendo de esa forma su descubrimiento.

Lee también: Científicos europeos descubren un nuevo mineral en un meteorito lunar

Según los autores del estudio, este pequeño mundo podría ser la primera evidencia real de que los planetas del tamaño de la Tierra que flotan libremente pueden ser algunos de los objetos más comunes en la galaxia.

La lupa de Einstein

La mayoría de los exoplanetas de nuestra galaxia son visibles sólo debido a sus estrellas anfitrionas. En un sentido literal, las estrellas proporcionan la luz que permite a los astrónomos observar directamente mundos alienígenas.

 

ciencia, espacio, planeta, galaxia, descubrimiento, caracteristica, teoría de la relatividad general, einstein

 

Cuando un planeta es demasiado pequeño o demasiado distante para ser visto directamente, los científicos aún pueden detectarlo por la ligera atracción gravitacional que ejerce sobre su estrella anfitriona (llamado método de velocidad radial) o por el parpadeo que ocurre cuando un planeta pasa frente a él. el lado de la estrella que mira hacia la Tierra (el método de tránsito).

Los escasos planetas vagabundos conocidos hasta ahora poseían una masa de entre 2 y 40 veces la de Júpiter (siendo la masa de este 300 superior a la terrestre) y fueron detectados al observar una microlente gravitacional de varios días de duración.

Mientras, en el caso de un cuerpo celeste con una masa similar a la de la Tierra, este fenómeno no debería exceder unas pocas horas, ya que cuanto más pequeño sea el objeto flexor de la luz, más corto será este cambio de luminosidad.

"Las teorías sobre la formación planetaria predijeron que la mayoría de los planetas que flotan libremente deberían tener una masa como la de la Tierra o menor, pero esta es la primera vez que somos capaces de encontrar semejante planeta de poca masa", concluyó.

tags: