Prisión preventiva para señalados de secuestrar a bebé en Quilalí

Por: || || Hora: 7:36 p.m..
Audiencia Preliminar, imputados, robo, bebe, quilali,
Foto: Erika Monge/ TN8

Prisión preventiva fue dictada en Audiencia Preliminar para los imputados  Jessica Mael Flores, de 35 años, originaria de Tipitapa;    y  Uriel Talavera Maradiaga, de 26 años,  de Quilalí; ambos señalados como los presuntos autores del robo de una bebé en la comarca El Olingo.

Tras conocer el libelo acusatorio presentado por  Ministerio Público por el presunto delito de  “secuestro simple”  contra  ambos procesados,  la juez de Distrito de Audiencias Penales de Nueva Segovia, Marbely Blandón, dictó la  prisión preventiva para los imputados. Asimismo la judicial fijó fecha para el próximo 15 de marzo a las 11:30 de la mañana la Audiencia Inicial.

El licenciado Gabriel Díaz, defensor de los encausados,  explicó que la tipificación de  secuestro simple se traduce en base a dos aspectos: uno que a los imputados  se les puede aplicar medidas alternas a la prisión preventiva y que será un juicio con jurado de conciencia y no juicio técnico.

Díaz manifestó  que para sus clientes solicitará el cambio de medida cautelar, durante la Audiencia Inicial próxima, porque así lo permite el Código Procesal Penal, en sus artículos 180, 181 y 182. "Hay posibilidad que en la próxima audiencia se cambie la medida cautelar de prisión preventiva por otra menos gravosa", consideró el abogado.

Según Díaz,  Jessica Mael Flores y  Uriel Talavera Maradiaga serían  remitidos a Juicio Oral y Público, con jurado de conciencia, bajo la conducción del juez de juicios penales, Mario Barberena "me corresponde a mí  demostrar durante el proceso que mis clientes no son culpables del delito que les imputa el Ministerio Público", alegó.

Procesan a joven por tráfico de drogas en el barrio San Judas

Para este delito se establece una pena de tres a 6 años de prisión y la causa se estaría ventilando por competencia jurídica en el departamento de Nueva Segovia,  en el Juzgado de Distrito.

El miércoles de la semana pasada   los  padres de la niña de apenas seis días, quienes  interpusieron la denuncia por secuestro en la estación policía del municipio de Quilalí, cuando habrían declarado que una mujer, haciéndose pasar como enfermera del hospital "Alfonso Moncada Guillén", de la ciudad de Ocotal,  había llegado a su casa con el argumento de que debía llevarse a la bebé porque sufría de una enfermedad y requería atención médica.

En  el caso se menciona a Uriel Talavera Maradiaga como copartícipe del supuesto delito, pues según los padres de la recién nacida es la persona  que traslado a bordo de motocicleta a  la profesional de enfermería para llegar a la casa de Leslie Isabel Zelaya Morán, de 22 años, en la comarca El Olingo, municipio de Quilalí.

"Nosotros tenemos nuestra propia versión de los hechos y  existen pruebas de que la mamá  se la dio para que se la llevara  y  la criara, pero jamás la secuestró ni hubo dinero de por medio”, aseveró Díaz "Algo, muy común en el país, que alguien regala un niño y se lo llevan sin papeles, y posteriormente, vienen las consecuencias", indicó.

 

tags: