Esta bacteria se aloja en tu boca y luego ataca tu corazón

Por: || || Hora: 11:22 a.m..
bacteria, salud bucal, boca, corazon,
Referencia.

Una bacteria que se aloja en la boca puede producir problemas circulatorios y hacer que se bloquee el paso de la sangre hasta el corazón o el cerebro. Así lo ha comprobado un estudio que demuestra, una vez más, por qué es importante mantener las encías y los dientes limpios y saludables.

Una visita al dentista puede beneficiar mucho más que simplemente la condición en la que se encuentra tu boca. Se sabe desde hace tiempo que las infecciones en la boca pueden tener un impacto profundo en todo el cuerpo. Por ejemplo, las personas con diabetes tienen más posibilidades de desarrollar enfermedades en las encías como la gingivitis, que se caracteriza por el enrojecimiento, la irritación  y la inflamación de las encías, así como el sangrado de las mismas al cepillarse los dientes.

Otros estudios relacionan los problemas en la boca con la pérdida de la memoria, la demencia y los problemas cardíacos es por eso que cepillarte los dientes después de cada comida disminuye las posibilidades de que sufras un ataque cardíaco.
 

Ahora, un estudio ha comprobado que cierto tipo de bacteria bucal conocida como Streptococcus gordonii, que contribuye a que se forme la placa en la superficie de los dientes, puede a su vez propiciar la formación de  coágulos en la sangre y causar problemas graves en el corazón si la bacteria entra al torrente sanguíneo a través de las encías lastimadas.

Lee tambien: Esta es la parte del cerebro que nos hace ser pesimista

¿Cómo lo hace? Al parecer, esta bacteria puede producir una molécula en su superficie que le permite imitar a una proteína humana, el fibrinógeno, que participa en el proceso de la coagulación de la sangre. Al activar las plaquetas, éstas se van aglomerando al punto de formar coágulos que se van acumulando dentro de los vasos sanguíneos inflamándolos al punto de bloquear el flujo de sangre al corazón o al cerebro. La inflamación también puede afectar a las válvulas cardíacas (causando una condición que se conoce como endocarditis).  La bacteria no solo se “disfraza” de fibrinógeno, sino que cuenta con la protección de los propios coágulos que ayudó a formar, ya que éstos le sirven de escudo ante el sistema de defensas del cuerpo y de los antibióticos que se usan para tratar las infecciones.  Por eso, una vez identificado el proceso que conduce a la formación de coágulos y de la inflamación de las válvulas, lo ideal es eliminar la bacteria en la propia boca y evitar que se “cuele” dentro del organismo a través de encías dañadas, provocando daños más intensos y peligrosos a la salud.

Es por eso que se recomienda cepillar los dientes después de cada comida, recuerda que una buena salud bucal es la clave de todo. 

tags: