Bombas, aplausos, cargas de bandidos

Foto: Nicaragua, el deber de la ley/cortesía
Foto: Nicaragua, el deber de la ley /cortesía

Por: Ramón Pedregal Casanova

Mientras los sionazis tiran contra la población refugiada en Rafah 3.500 bombas de 2.000 libras, 908 kilos cada bomba, y Biden, representante sionazi en EEUU y del “complejo de la matanza humana”, que publicitan como “complejo militar industrial”, es aplaudido por el “parlamento” de las corporaciones de la guerra, los gobiernos humanitarios e internacionalistas de Nicaragua, Cuba, Venezuela, Sudáfrica, Bolivia, los manifestantes en calles y universidades, llaman con sus denuncias al mundo, a la CIJ, ¡levántense!, ¡levántense!: ¿a quién puedes llamar tú que lees?

  • Lee: El adiós para la gran primera actriz Evelyn Martínez, fundadora del grupo de Teatro Talía

El genocidio de Gaza cotiza al alza en la Bolsa de Wall Street, sala de operaciones de los financieros asesinos, los “valores” de los genocidas apuestan en su casino contra la vida, o lo que es lo mismo a favor de la guerra más criminal del siglo XXI: todo lo reducen a la eliminación física, miles de cadáveres por todas partes, miembros aplastados, cuerpos sin cabeza, ni agua, nada que comer, sin energía, heridos, infecciones, hambruna, todo como medio para que el sionazismo se imponga al mundo.

La Resistencia Palestina ha hecho uso de su Derecho reconocido en los principios del Derecho Internacional y se defiende contra el invasor que ha establecido un bloqueo total sobre la Franja desde el día en que Hamás triunfa en las urnas con el 73% de los votos, elecciones vigiladas por la UE, por enviados de organismos internacionales, por la Fundación Carter,…

Y declararon que habían sido completamente limpias: es el poder legítimo, el Pueblo Palestino ejercía su Derecho, y la ONU nunca ha declarado que Hamas sea una organización terrorista, lo que sí ha hecho con una Resolución señalando al ideario del ente colonial.

¿Para qué sirven las declaraciones?: desde 2008 es la sexta guerra que el ente colonialista sionazi lleva a cabo contra la Franja de Gaza: los invasores ven en el petróleo y el gas de las costas de Gaza la gran oportunidad para su futuro expansionista con el imperio y su lacaya Unión Europea financiándolos.

Mientras que el imperio, con sus bombas y sus aplausos de congresistas de las corporaciones financieras, presiona en Gaza buscando frenar al mundo multipolar que se le viene encima, vemos cada día más claramente que el resultado de la guerra contra el Pueblo Palestino en Gaza, como por el ojo de una cerradura, que el futuro del anticolonialismo y el antiimperialismo dependerá del resultado, Gaza es el centro de la vida humana hoy: ¿qué va a hacer el grupo de poder oscuro imperial y sus sionazis con todos los demás que formamos la población del mundial, sabiendo lo que sabemos?

600.000 Niños y Niñas prisioneros en Rafah, 2.500.000 Palestinos en Gaza, los sionazis realizan su genocidio, quieren acabar con ellos, ya han dicho que van a “matar a todos incluso a los niños de pecho”, palabras de los clérigos sionazis, del equipo de guerra genocida dirigido por Netanyahu, no lo olviden, vean: https://www.youtube.com/watch?v=q1fw6xE2KS4&rco=1 y difúndanlo, humanicen, tomen conciencia de la realidad, prométanse defender a la colectividad de iguales, los seres humanos que formamos en hermandad la vida en la tierra con todos sus componentes, somos los 8.000 millones de seres humanos viendo lo que hacen los sionazis con el Pueblo de Gaza.

Todo su esfuerzo dedicado a asesinar a los palestinos es para aterrorizarnos y que nadie se atreva a oponerse a sus crímenes, se dirigen a dominar con terror a la población del mundo. Machacar seres humanos es la muestra de su odio, no el de los Palestinos, no el nuestro, su genocidio nos dice lo que son, nos tiran a la cara lo que hacen, su oficio, ahí tenemos la principal muestra del régimen sionazi imperial.

En EEUU y los países con regímenes lacayos ya no cuidan su apariencia “democrática”, al atacar a los estudiantes que denuncian el genocidio las bandas de sionazis y la tropa policial demuestran que las poblaciones han sido entregadas por los gobiernos al sionazismo.

Lo entendemos con prístina claridad si nos preguntamos por qué lucha el cuerpo de uniformados y a quienes atacan, y qué defienden los atacados.

Bombas del imperialismo y sus gobiernos lacayos, aplausos de los parlamentarios congresistas de EEUU y la UE, y mientras hablan de manera confusa y contradictoria mandas a las bandas de sionazis y de uniformados a apalear a quienes llaman al mundo en las calles y en los campos universitarios.

Se acaba el tiempo, aplauda a Nicaragua, a Cuba, a Venezuela a Bolivia, a Sudáfrica, a los gobernantes y las fuerzas como las de Yemen que se oponen al genocidio del Pueblo de Gaza, lo último es que los genocidas imperiales sionazis han amenazado a la Corte Penal Internacional, a los jueces y a sus familiares si se atreven a ordenar la detención de Netanyahu y su grupo de criminales: ¡No más relaciones con asesinos, con racistas, con supremacistas, con colonialistas, con imperialistas, y Juicio a los genocidas! Gaza es la puerta a ¿qué cree usted?

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de AMANE. Miembro de la Asociación Europea de Apoyo a los Detenidos Palestinos. Miembro de la Red de Artistas, Intelectuales y Comunicadores Solidarios con Nicaragua y el FSLN. Colaborador del canal Antiimperialistas.com, de la Red en Defensa de la Humanidad.