Nicaragua en la ONU «Es hora de seguirnos rebelando contra la innata maldad del Capitalismo»

De Nicaragua los invasores han salido expulsados
Foto: De Nicaragua los invasores han salido expulsados /Cortesía

Este lunes Nicaragua dijo presente en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), por medio del Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada; puntualizando «Venimos a esta 77 Asamblea General en momentos de extrema vulnerabilidad que han puesto y siguen poniendo en riesgo la vida en todo sus aspectos».

«En este mundo donde deberíamos unirnos para seguir enfrentando grandes desafíos sociales, económicos, climáticos y culturales de seguridad que exponen cotidianamente a la familia humana»; agregó.

 

Así mismo, remarcó que se habla a nombre de un pueblo heroico, digno, soberano y libre, que hermanado con tantos pueblos heroicos, dignos y libres del planeta. Hemos venido mostrando y ejerciendo nuestra dignidad y soberanías nacionales; enfrentando a lo largo de los siglos a las avaricias y la codicia colonial e imperial que desde Europa y el norte de este continente herido se ha ensañado agrediendo, interviniendo, invadiendo y ocupando nuestras tierras sagradas.

De Nicaragua los invasores han salido expulsados y derrotados por la bravura del pueblo y patriotismo nicaragüense. Nuestro coraje propio ha sido también inspirado por las grandes luchas revolucionarias y evolucionarias de admirables pueblos de este mundo.

Seguidamente, se señaló que en estos tiempos de descaradas y violentas prácticas codiciosas, ambiciosas en la absurda pretensión política, sus petulancias y farsas de apoderarse de nuestras libertades, patrimonios naturales y culturales, e imponer cuestión que no lograrán una sociedad global gobernada y administrada por quienes han cometido, exhibido con pasmosa frescura su criminalidad y los saqueos más grandes de las riquezas de nuestra casa común. El asalto, el atraco, la abominable depredación los genocidios desatados por los imperialistas de la tierra, son los verdaderos crímenes y ellos los verdaderos criminales de lesa humanidad, así lo denunciamos.

Al comparecer en este último día en esta 77 Asamblea General, lo hacemos con la frente en alto y el pecho crecido de alientos libertarios, fraternales, solidarios de justicia, paz y soberanía duradera, que deben respetarse y de mucho carácter, corazón para defender lo nuestro.

No obstante, hablamos el lenguaje de una comunidad humana que exige el reconocimiento a nuestras particularidades, modelos y maneras de vivir, así como de nuestros credos y creencias, acordes con nuestra propia historia, tradición y esperanzas que debemos hacer victoriosas, porque la vida está hecha de empeños, afanes, búsquedas y exigencias, de respeto de todos y todas.

De Nicaragua los invasores han salido expulsados

De Nicaragua los invasores han salido expulsados
Foto: De Nicaragua los invasores han salido expulsados /Cortesía

Es hora de acercar el derecho de los pueblos a una Organización de Naciones Unidas que nos represente a [email protected], y que no se someta a los designios de ninguna potencia imperialista. También es hora de hacer valer el mundo de Diálogo y Paz, de Justicia y Solidaridad, de Hermandad y Buena Voluntad, Genuinas, Verdaderas; encontrándonos desde nuestras diferencias y enriqueciendo nuestros consensos.

Es hora de hacer valer nuestras múltiples voces, nuestros reclamos, nuestras causas, que no pueden seguir siendo ignorados o sepultados bajo cúmulos y montañas de egolatría e indiferencia. Es hora de trascender el egoísmo que asesina, que mata a millones de seres humanos en el mundo, sometidos a la crueldad de la pobreza, por los bárbaros instintos de las fieras, las potencias, que buscan continuar y hasta perpetuar su dominio a expensas del hambre, la insalubridad, la destrucción climática, la ignorancia; la guerra y todas las oscuranas derivadas del odio.

De igual manera, es hora de seguir rechazando los bloqueos criminales… las agresiones, llamadas sanciones, ilegales, arbitrarias, ilícitas, que ponen en mayor evidencia la perversión de un sistema y un modelo, Imperialista y Capitalista, que sigue y pretende continuar “castigando” y desangrando al Mundo, a vista y dócil paciencia de los Organismos que deberían defenderlo.

Por supuesto, es hora de decir basta a la falta de sentido común, de compasión, de espiritualidad… al pavoroso y absoluto menosprecio de la condición y el alma humana. Es hora de decir basta ya, y de rebelarnos contra la innata maldad del Capitalismo; que ahoga a las mayorías y enriquece brutalmente a unos cuantos.

¡Hay Patria, y porque hay Patria, hay Paz…!

Es hora de decir basta al Imperialismo hipócrita que politiza, falsifica y denigra los Derechos Humanos que todos los días ellos mismos violentan y niegan. El Imperialismo y sus acciones coercitivas, anti-Vida, en todas las esferas, que por sí y para sí; son contrarios al Derecho Internacional.

De Nicaragua los invasores han salido expulsados
Foto: De Nicaragua los invasores han salido expulsados /Cortesía

A su vez, se pronunció que es hora de frenar, con el concurso de [email protected], las invasiones, agresiones, ocupaciones, de tantos territorios que están hechos para la Gloria de Dios, en términos de Vida Segura, Armoniosa, con Derechos, con Trabajo Digno, Alimentos y Medios Sostenibles y Sustentables; para hacer valer el Bienestar y la Alegría que merecemos.

Por supuesto, es hora de denunciar y acabar con los pecados capitales que fundamentan la intervención e injerencia en los asuntos internos y propios de cada país. Y es hora de hacer valer la Libertad de ser nosotros, y no los otros que quieren; que insisten, que guerrean, para desplazarnos y seguirnos ocupando y saqueando nuestras Riquezas Culturales y Naturales.

Es hora de hacer valer el Principio de “Igualdad Soberana de los Estados” en todos los Organismos
y Foros Internacionales. Es hora de asegurar que las Cartas de Naciones Unidas, y tantos Organismos que deberían reunirnos, sean válidos para [email protected] y respeten los Derechos de [email protected]…! ¡Es y debe ser, la hora de los Pueblos!

Los Países que hemos vivido bajo todos los fuegos de la codicia, la avaricia, el egoísmo, la vanidad de vanidades y la persecución del dominio absoluto sobre un Mundo que no les pertenece, debemos fortalecer y consolidar nuestras identidades y consensos, defendiendo [email protected], la Cultura, la Justicia que es Respeto y Paz; en todos los espacios correspondientes.

La Soberanía de un Pueblo no se discute

Foto: De Nicaragua los invasores han salido expulsados /Cortesía

Nuestro Abrazo Solidario y Comprometido con la Digna y Brava Venezuela, con la Heroica Cuba,
con las Históricas y Nobles Batallas del Pueblo Palestino, la Revolución Islámica de las Familias iraníes; la Contínua y Gran Batalla de la Federación de Rusia, contra el Fascismo y por Seguridad, Integridad y Paz, que seguirá, no lo dudamos, cosechando Victorias.

Nuestro Abrazo Solidario a la Admirable Resistencia, y Desarrollo Justo de la República Popular China, que genera tanta incomodidad, inquietud y envidias, a los Enemigos del Bien Común.

Es hora de seguir Unidos con Siria, la República Árabe Saharaui Democrática, Bielorrusia, los Pueblos del Asia, África y Nuestra América Caribeña, librando todas las magníficas, colosales Batallas que estamos seguros resultarán en el más Sublime y Supremo Triunfo de todos los tiempos: Otro Mundo que es ya indispensable e impostergable!

¡En Nicaragua, Hermanas y Hermanos, hay Patria, y porque hay Patria, hay Paz…!

Para finalizar su elocución el Ministro de Relaciones Exteriores, remarcó que en nombre de nuestros Generales de Hombres y Mujeres Libres, Augusto Sandino, y Benjamín Zeledón, Héroes Nacionales y Héroes del Anti-imperialismo que llena nuestros Corazones de Fuerza para luchar y seguir venciendo… En nombre de nuestro Infinito Padre de Metáforas, Sueños y Realidades Mundanas y Celestiales, nuestro Maestro Mágico, el Gran Rubén Darío, nos saludamos y convocamos [email protected] a seguir luchando por la Justicia, la Paz y los Derechos irrenunciables de nuestros Pueblos, en Vida, Salud, Fuerza, Esperanza y Fé de Porvenir.

Un Mundo Mejor, Multipolar, Justo, Ético, Espiritual y Materialmente, se está generando ya, y aquí estamos para seguirlo creando, y para defenderlo.

¡La Soberanía de un Pueblo no se discute, se defiende, con Amor, y Sagradas Llamaradas de Celestes Esperanzas…!