Federación de Iglesias Evangélicas Nicaragüenses destaca la libertad religiosa en el país

Foto:Nicaragua respeta y apoya la Hoja de Ruta para la Paz en Palestina/Cortesía
Foto:Nicaragua respeta y apoya la Hoja de Ruta para la Paz en Palestina/Cortesía

Este comunicado destaca la importancia de preservar la libertad religiosa en Nicaragua y reconoce el papel del gobierno en garantizar la paz y el bienestar del país. Se hace un llamado a vivir en unidad, buscando la paz en toda circunstancia y expresando gratitud por la libertad de adorar. Se alienta a ser portadores de paz en la sociedad, reflejando el amor de Dios mediante la tolerancia, el respeto y la solidaridad.

Comunicado

CARTA PASTORAL DE LA FEDERACIÓN DE IGLESIAS EVANGÉLICAS NICARAGÜENSES

Queridos hermanos y hermanas en la fe,
Con profunda gratitud y alegría en nuestros corazones, nos dirigimos a ustedes en este
mes de abril, dedicado a la Paz, para conmemorar y celebrar juntos un legado histórico
que debemos preservar con respeto, armonía y fraternidad en pro de la prosperidad de
nuestra nación.

En esta ocasión, como Federación de Iglesias Evangélicas Nicaragüenses, deseamos
resaltar y honrar el hecho de que en Nicaragua se garantiza plenamente la libertad
religiosa para el pueblo de Dios. En nuestra amada patria, se reconoce y respeta el
derecho fundamental de cada individuo a profesar su fe y practicar sus creencias
religiosas sin temor ni restricción. Este valioso tesoro esencial debemos protegerlo y
fomentarlo con amor y compromiso.

Reconociendo el esfuerzo y labor de nuestro buen gobierno presidido por el comandante
Daniel Ortega Saavedra y Compañera Rosario Murillo en garantizar la paz y el bienestar de
la nación, guiados por Dios, elevamos nuestras oraciones para que continúen siendo
instrumentos de paz y reconciliación.

Recordemos las sabias palabras del apóstol Pablo en Colosenses 3:15: «Que gobierne en
sus corazones, la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean
agradecidos.» Que estas palabras nos inspiren a vivir en unidad, a buscar la paz en toda
circunstancia y a expresar gratitud por la libertad que disfrutamos para adorar a nuestro
Señor.

En este mes de abril, alabemos a Dios por la paz que nos ha sido otorgada a través de
Cristo y comprometámonos a ser portadores de paz en nuestra sociedad. Que nuestras
acciones reflejen el amor de Dios y que nuestra convivencia se caracterice por la
tolerancia, el respeto y la solidaridad.

Que el Señor derrame sus bendiciones sobre cada uno de ustedes, permitiendo que la paz
de Cristo reine en sus corazones y que juntos, sigamos disfrutando de un país donde la
paz sea un pilar fundamental en nuestra convivencia.
En amor y servicio,