'Chalecos amarillos' responden con otro sábado de violencia

Por: || || Hora: 10:44 a.m..
francia, chalecos amarillos, campos eliseos, manifestantes, protestas,
Foto: La Vanguardia

Justo cuando acaba de terminar el Gran Debate de Emmanuel Macron, lanzado en respuesta a la protesta de los 'chalecos amarillos'. Y los enfrentamientos e incendios volvieron a los Campos Elíseos.

Los incidentes empezaron antes de mediodía, en la parte alta de la célebre avenida. Los manifestantes, unos con chaleco amarillo y otros vestidos de negro, se enfrentaron con adoquines y todo tipo de objeto arrojables a los antidisturbios que respondieron con gases, proyectiles de goma y cañones de agua.

Los Campos Elíseos son una de las calles más caras del mundo. Se ha publicado que Apple paga por los 5000 metros de su 'flagstore' un alquiler de 14 millones de euros al año. Así que todas las tiendas pueden se consideradas un símbolo del capitalismo. Fueron atacadas y saqueadas, entre otras, las enseñas de Hugo Boss, Nespresso, Lacoste.

Y otros dos establecimientos simbólicos. La brasserie Fouquet, un restaurante al que van famosos y donde Nicolas Sarkozy celebró su victoria en las presidenciales de 2007, y la banca Tarneaud. Las llamas del incendio de este último obligó a los bomberos a desalojar a los vecinos.

También ardieron dos kioscos de prensa. No se sabe si porque, como el resto del mobiliario urbano, estaban a mano o en represalia al trato de los medios que muchos radicales denuncian.

El ministro de Interior, Philippe Castaner, a primera hora de la tarde, afirmó que los manifestantes eran sólo unos 8.000. "Pero, entre ellos hay más de 1500 ultraviolentos que están ahí para romper cosas, enfrentarse y atacar".

Castaner añadió: "He dado instrucciones a la policía para que actúe con la máxima firmeza". A primera hora de la tarde, hay ya 80 detenidos. Y una docena de heridos leves.

La idea del "ultimatum" quizá no sea sólo una forma de contestar al final del Gran Debate, considerado "una mascarada". Macron lo lanzó en respuesta a las cuestiones suscitadas por el movimiento de protesta que empezó ahora hace cuatro meses para rechazar el aumento de la tasa del gasoil. Y ha sido un éxito de participación.

Es un hecho que la asistencia ha ido decayendo semana a semana. Así el sábado pasado se contaron 28.600 manifestantes en toda Francia frente a los 282.000 del 17 de noviembre, según el recuento de Interior, contestado siempre por los organizadores.

En este 'acto 18', han tomado parte 14.500 personas, 10.000 en París, según el recuento oficial de las cuatro de la tarde. Más que el pasado sábado.

Desde el comienzo de la protesta, 11 personas han fallecido, la mayor parte de ellas en accidentes relacionados con el bloqueo de carreteras. Ha habido 1500 policías y 2200 manifestantes heridos, un centenar de estos últimos de gravedad. La policía ha sido acusada de usar un exceso de violencia. Las denuncias han supuesto 174 investigaciones de las que una veintena han terminado en manos de los jueces. El empleo de balas de goma es señalado en la mitad de las denuncias.

 

tags: