La luna podría tener un gemelo en Marte

Por: || || Hora: 10:54 a.m..
tierra, luna, espacio, asteroides,
Foto: Ese tipo de asteroides son formaciones espaciales. / Vix

Marte es orbitado por dos satélites naturales: Fobos y Deimos. Además, el planeta rojo está rodeado de cuerpos celestes conocidos como asteroides troyanos

Ese tipo de asteroides son formaciones espaciales que quedan atrapadas en el espectro gravitacional de algunos planetas, en regiones específicas a 60º grados delante del planeta o detrás de él.

La mayoría de asteroides troyanos se encuentran en la órbita de Júpiter; sin embargo, existen otros conocidos en la Tierra y Marte.

Los troyanos de Marte pertenecen a un grupo llamado L5, que forma parte de la familia Eureka, nombrada así por 5261 Eureka, el primer troyano marciano descubierto.

Los asteroides L5 comparten características similares, ya que la mayoría se formaron a partir de desprendimientos rocosos del planeta; sin embargo, el troyano (101429) 1998 VF31 no es como el resto de sus familiares.

De tu interés: 

Un grupo de científicos del del Observatorio y Planetario de Armagh (AOP) quiso averiguar por qué el asteroide era diferente.

Gracias a observaciones del espectrógrafo X-SHOOTER y el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral, los astrofísicos descubrieron que el asteroide tiene un espectro similar al de las zonas rocosas o con cráteres de la Luna terrestre.

Los resultados de la investigación sugieren que 101429 podría ser un fragmento de la corteza sólida original de la Luna, pero faltan estudios para confirmarlo.

Según explica Apostolos Christou, autor principal del estudio, el Sistema Solar primitivo era muy diferente de lo que es actualmente.

Hace millones de años, las colisiones planetarias eran comunes y el espacio entre planetas estaba lleno de escombros; por lo que uno de esos choques pudo ocasionar el desprendimiento lunar y llevarlo a Marte.

«Los grandes asteroides, o planetesimales, golpeaban constantemente la Luna y otros planetas. Un fragmento pudo haber alcanzado la órbita de Marte cuando el planeta aún se estaba formando, y luego fue atrapado por las nubes troyanas», explica el científico.

La hipótesis es emocionante para la comunidad científica, pero no es la única explicación para la formación de 101429.

También es probable que el asteroide sea un fragmento desprendido de una colisión con Marte o podría tratarse de un cuerpo espacial común que pasó por un proceso de radiación solar y quedó atrapado en la órbita del planeta con características similares a las de la Luna.

De acuerdo con la investigación, los misterios del troyano podrían revelarse con observaciones de espectrógrafos más potentes o con una futura exploración de una nave espacial que podría obtener espectros de Marte o la Luna para compararlos con el asteroide.

 

tags: