El legado del líder revolucionario, Raúl Castro en Cuba

Por: || || Hora: 3:11 p.m..
raul castro, cuba, legado revolucionario, revolucion cubana, fidel castro, politica, america latina y el caribe,
Fotografía: Twitter

Raúl Modesto Castro Ruz nació el 3 de junio de 1931 en Birán, en la provincia de Holguín, al oriente de Cuba. El líder revolucionario, que hoy cumple 88 años, destacó a lo largo de su vida como combatiente guerrillero, dirigente político, estadista y jefe militar.

Desde el comienzo de la lucha armada para derrocar a la dictadura de Fulgencio Batista, Raúl fue el más fiel de los compañeros de su hermano, el líder histórico Fidel Castro, a quien secundó en todas las fases de la guerra revolucionaria.

Con 22 años lideró exitosamente el asalto al Palacio de Justicia mientras Fidel encabezaba el ataque al contiguo Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, en el preludio de la conformación del Ejército Rebelde que alcanzaría el poder seis años después.

Tras cumplir dos años de prisión, partió a México junto a su hermano y sus compañeros donde participó en los preparativos de la emblemática expedición del yate Granma. Allí también conoció al entonces médico argentino Ernesto Guevara de la Serna, el Che, con quien forjó una gran amistad.

"La conversación con Raúl fue interesante a pesar de su poca edad (...) sus ideas eran muy claras acerca de para qué y para quienes se iba a hacer la Revolución (...) y que esta lucha no sólo era para Cuba, sino para Latinoamérica y en contra del imperialismo yanqui (...) conversar con él era estimulante para el espíritu: alegre, comunicativo, seguro de sí, muy claro en la exposición de sus ideas con una capacidad increíble para el análisis y la síntesis. Por ello se entendió tan bien con Ernesto", recordó sobre este encuentro Hilda Gadea, entonces esposa del Che.

Tras un período de adiestramiento militar en una granja a las afueras de la Ciudad de México, el 25 de noviembre de 1956 Raúl formó parte del grupo de 82 hombres que, a bordo del Granma, emprendió viaje hacia Cuba con el objetivo de iniciar la lucha insurreccional en las montañas de la Sierra Maestra.

 

Durante los años de desarrollo de la Guerra de Liberación (1956-1959) despuntó por sus habilidades militares y políticas. Como comandante del Segundo Frente Oriental "Frank País" cumplió con la misión de estructurar gobiernos revolucionarios locales en los territorios liberados, y organizó las primeras instituciones como la Fuerza Aérea Rebelde, y las de inteligencia y policía, además de departamentos de sanidad y educación, en medio del fragor del combate guerrillero.

Posteriormente, con la Revolución en el poder, Raúl, el Che, y el prominente Camilo Cienfuegos, acompañaron a Fidel en las más altas responsabilidades de Estado y de Gobierno. Además de sus tareas político-partidarias, Raúl se desempeñó como funcionario en los ministerios de Defensa, Interior, Cultura y Salud Pública.

El 31 de julio de 2006, mientras Fidel se recuperaba de una intervención quirúrgica intestinal, por mandato de sucesión constitucional Raúl asumió de manera provisional la primera magistratura del país, junto con la presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros, la secretaría del Partido Comunista de Cuba (PCC) y la jefatura de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Más tarde fue electo en el año de 2008 por parte de la Asamblea Nacional para continuar en el cargo y fue reelecto nuevamente en 2013. Durante sus años como jefe de Estado (2008-2018) impulsó el llamado Proceso de Actualización que buscó aggiornar el modelo socialista cubano al siglo XXI con la introducción de importantes cambios en todas las esferas, y una revisión autocrítica de los errores del pasado. Este proceso sería la génesis de la flamante Constitución de Cuba que entró en vigencia el pasado 10 de abril.

Bajo la dirección de Raúl Castro, La Habana logró restablecer las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.), inexistentes desde comienzos de la década de los años 60. En un acontecimiento histórico, recibió en la capital cubana al entonces mandatario estadounidense Barack Obama, el segundo presidente de EE.UU. que visitó la isla.

Durante estos años, la política exterior de Cuba fue clave para la consolidación del Proceso de Paz colombiano, y el fortalecimiento de la integración regional en las plataformas de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

En el plano internacional, en el marco de la emergencia de un mundo multipolar, los Gobiernos de Raúl se caracterizaron por haber profundizado las alianzas comerciales y políticas con China y Rusia; la firma del nuevo acuerdo de cooperación Cuba-Unión Europea; y la cooperación Sur-Sur con países como Vietnam, Irán, Angola y Argelia, entre otros.

En 2018, tras cumplir dos mandatos al frente de la presidencia, dejó el cargo para dar paso al actual mandatario Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Sigue siendo no obstante, el Primer Secretario del Comité Central del PCC, posición estratégica que se ha planteado ejercer hasta el 2021 cuando se realice el Congreso partidario para culminar el traspaso del poder a la nueva generación de dirigentes cubanos.

tags: