Costa Rica: Denuncian al Padre Sergio por maltrato a menores

Por: || || Hora: 9:37 a.m..
costa rica, sacerdote, maltrato, menores de edad, centroamerica, sucesos, iglesia catolica,
Fotografía: Twitter

Paola Vega, diputada del Partido Acción Ciudadana de Costa Rica, interpuso una denuncia contra el padre Sergio Valverde y la Asociación Obras del Espíritu Santo ante el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Lo anterior porque madres de familia en reiteradas ocasiones visitaron su despacho desde 2018 para exponerle una serie de maltratos que al parecer sus hijos sufrieron en las guarderías del cura.

Vega explicó que el 1 de abril acudió con tres madres de familia y una exfuncionaria de la Guardería Divino Niño (de esta Asociación) a una reunión con Patricia Vega, presidenta ejecutiva del PANI.

“Estas madres de familia que tuvieron a sus hijos ahí llegaron al despacho para contarme una serie de irregularidades y se atrevieron a hablar porque al hacer el reclamo fuerte al sacerdote sobre los problemas que sufrieron, el castigo que se les dio fue sacarlas de la guardería”, explicó la legisladora.

 

En la cita Vega y las madres explicaron ampliamente lo que estaba ocurriendo, pero al quedar insatisfechas con la respuesta que recibieron de la institución, la diputada envió una carta a Casa Presidencial.

“Son denuncias que considero no son de pequeño impacto y ante la inacción de la presidenta del PANI le envié una carta a don Rodolfo Piza (ministro de la Presidencia), explicando todo lo que se dijo en la reunión y pidiéndole una investigación sobre el caso”, manifestó.

LA DENUNCIA

Entre los elementos que se detallan en la denuncia al PANI se menciona la obligación de ir a misa en su tiempo libre con la pena de no atender a los niños en la semana siguiente si se incumple.

“El padre Sergio saca a los niños y niñas de la escuela para ir a grabar una misa en un importante canal privado del que recibe cuantiosas donaciones, priorizando sus compromisos con dicho canal por sobre su derecho a la educación”, se lee en el documento.

Según la legisladora, los niños regresaban a altas horas de la noche, cansados y sin recibir más que una merienda durante todo el día, sin almuerzo. En muchos casos los alimentos estaban vencidos. 

Aducen también que les han mentido a las familias un sobreseguro que deben pagar por el medio del Instituto Nacional de Seguros (INS). 

“El padre Sergio les asegura que con su dinero se comprará un seguro personal de cada niño o niña, pero a la hora de utilizarlo se dan cuenta que no es así, un seguro grupal”, añadió.

Al parecer se les cobra ¢40 mil de matrícula para el pago del seguro, uniformes y un libro que el año pasado no se les entregó.

En el caso del uniforme, la denuncia indica que se les entrega un chaleco con el logo de la Asociación Obras del Espíritu Santo, que usan solo cuando el padre sale a atender compromisos sociales y políticos.

“Los obligan a vender bingos para recaudar fondos y si quedan cartones que no se logran vender, las familias los deben pagar”, añade la denuncia. 

Se indica que los niños sufren hacinamiento en las aulas, que cuando algunos se han escapado de las instalaciones no se les informa a los padres de forma oportuna y que si estos denuncian los dejan por fuera de la Asociación. 

Adicionalmente que no se estaría pagando el salario mínimo a las personas que ahí laboran.

Vega recalcó que a pesar de que dicha organización recibe ¢210 millones del Estado, del presupuesto del PANI y de la Junta de Protección Social (JPS), aun así, cobra una matrícula.

tags: