Legisladores piden a Trump que no corte ayuda al Triángulo Norte

Por: || || Hora: 10:09 a.m..
eeuu, tringulo norte, ayuda, cooperacion, migracion, propuesta,
Foto: El Salvador Times

Dos miembros influyentes de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos pidieron a la administración Trump que reconsidere su propuesta de cortar la asistencia a los países del Triángulo Norte de Centroamérica, Honduras, Guatemala y El Salvador.

Los legisladores Michael McCaul, republicano de Texas, y Eliot Engel, demócrata de Nueva York, enviaron una carta al secretario de Estado, Mike Pompeo, en la que expresaron preocupaciones, pues consideran que recortar la ayuda agravará los problemas que enfrenta la región y multiplicará la migración irregular de estos países hacia Estados Unidos.

De cara al Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, un diagnóstico elaborado por el gobierno de los Estados Unidos identificó como las principales causas de la migración irregular la poca productividad de estos países, el deficiente capital humano, la violencia y la inseguridad, y la debilidad institucional.

Es precisamente en estas áreas que la cooperación estadounidense se ha centrado y donde, si se recorta la ayuda, los congresistas en cuestión prevén un escenario contraproducente para los esfuerzos de la administración Trump, que busca reducir el flujo de migrantes que llegan a la frontera sur.

“Esta asistencia apoya los esfuerzos para abordar la retadora situación de seguridad y economía, que ayuda a formar las causas de la migración masiva de niños y familias a los Estados Unidos”, menciona la carta de los legisladores.

“La ayuda nos ayuda a combatir las pandillas transnacionales, como la MS-13, que amenazan nuestras comunidades (en Estados Unidos). La cooperación por medio de la Estrategia para el Involucramiento en Centroamérica está teniendo resultados y si bien puede haber mejoras, creemos que cortar la asistencia será contraproducente y llevará a mayores flujos de migrantes al país”, añade el mensaje de McCaul y Engel a Pompeo, representante de la política exterior de Trump.

El pasado 30 de marzo, el presidente Donald Trump, anunció su interés de cortar toda la asistencia directa a los países del Triángulo Norte, según información difundida en su momento por funcionarios del Departamento de Estado.

La decisión se tomó después que Trump criticara a los tres países por “no hacer nada” por los estadounidenses y permitir la formación de caravanas de migrantes que tienen como objetivo llegar a EE.UU. Un portavoz del Departamento de Estado explicó que, por orden de Trump, el Departamento de Estado ha informado de su decisión al Congreso, que tiene la última palabra en el presupuesto.

Lee también: “Pierna negra” mata a más de 20 vacas en Santa Bárbara, Honduras

“Siguiendo las instrucciones del Secretario (de Estado), estamos llevando a cabo la dirección del Presidente y finalizando los programas de asistencia al extranjero para el Triángulo del Norte (año fiscal 2017 y 2018)” dijo a ABC News un portavoz del Departamento de Estado refiriéndose al secretario Mike Pompeo.

Parte de ese dinero aún no ha sido gastado por completo en los proyectos a los que fue destinado, desde planes de cooperación policial en la lucha contra las pandillas hasta proyectos de ayuda humanitaria e iniciativas para fortalecer la democracia.

En concreto, según los últimos datos del Departamento de Estado, en 2018, EE.UU. aprobó 120 millones de dólares para Guatemala, 80 millones para Honduras y 58 millones para El Salvador. Mientras tanto, en 2017, EE.UU. destinó 140 millones a Guatemala, 95 millones a Honduras y 73 millones a El Salvador.

La capacidad del presidente para decidir sobre la ayuda exterior es limitada porque el Congreso es quien tiene la competencia sobre el presupuesto. Sin embargo, este es un nuevo episodio de la larga trama de tensiones que Trump ha sostenido con el legislativo, pues este último aparato no ha aprobado los fondos para construir el muro fronterizo con México, una de sus principales promesas de campaña.

Sobre los fondos aprobados, el mandatario sólo podrá transferir a otros proyectos un 10 % del dinero que ya ha sido aprobado para estos tres países y en ningún caso podrá detener el desembolso de ayuda que ya ha sido destinada a proyectos, según el centro independiente Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA).

En su intento por reconsiderar la decisión sobre el recorte de la asistencia, los congresistas McCaul y Engel le reiteran a Mike Pompeo que dentro de poco, desde el 1 de junio, Estados Unidos tendrá un fuerte aliado en El Salvador. Esto a raíz de los compromisos que ha elevado el ahora presidente electo, Nayib Bukele, con la administración Trump y diversas ramas del gobierno estadounidense.

“Él nos ha expresado su compromiso de trabajar con Estados Unidos en cualquier forma posible, incluso apoyando las políticas de mercado necesarias para crear empleos y atraer inversión extranjera”, menciona la misiva.

Asimismo, los legisladores advierten que de retirar el apoyo estadounidense, se corre el riesgo de que se genere un vacío en la región que pueda llenar China u otro adversario de ese país norteamericano. También previenen que “eliminar nuestra cooperación en este periodo crítico de transición elevará dudas sobre la confiabilidad de Estados Unidos como un aliado consistente en la región”.

Finalmente, Engel y McCaul aclaran que una decisión de este tipo puede deshacer el progreso que, si bien reconocen insuficiente, se ha logrado y se perdería una inversión que hasta el momento asciende a $2,100 millones de dólares desde 2016.

tags: