Costa Rica: Madre de asesinada escuchó el crimen por teléfono

Por: || || Hora: 9:36 a.m..
costa rica, sucesos, femicidio, heisel badilla, la mona de golfito, detenido, expareja,
Fotografía: La Teja

Doña Sonia Barrias escuchó por teléfono los gritos que daba su hija, Heisel Tatiana Badilla, mientras el esposo la atacaba con un cuchillo. El femicidio ocurrió en la localidad La Mona de Golfito, Costa Rica. 

Las heridas fueron tan graves de que la mujer de 30 años de edad, murió casi de inmediato. El crimen ocurrió este martes a las 11 de la mañana y el presunto homicida es de apellido Zúñiga.

La dolida mamá le contó al medio tico La Teja que cuando ocurrió la tragedia ella estaba en Limón.

"Mi hija Sonia Patricia vive a unos diez metros de la casa de Heisel y escuchó unos gritos que venían de ahí por lo que fue a ver qué pasaba. Ella se encontró con un alboroto y entonces me llamó de su celular. Cuando contesté me dijo que Heisel y el esposo se estaban peleando y que él tenía un cuchillo, por lo que yo me preocupé mucho".

"En medio del escándalo escuché que mi hija Heisel me decía que el hombre la estaba amenazando con el cuchillo, por lo que le dije que mejor llamaran a la policía, pero después de eso todo se descontroló y empecé a oír gritos y golpes y era porque estaban atacando a mi hija, la estaban matando, luego de eso la llamada se cortó", recordó.

 

Doña Sonia dice que esta no era la primera vez que las cosas se ponían tan violentas entre la pareja.

"Desde hace meses las cosas venían mal, mi hija ya no quería estar con el esposo, pero él no entendía eso y se negaba a dejarla. Ella ya lo había denunciado por violencia doméstica en una oportunidad, pero por los hijos que tenían en común ella lo había vuelto a aceptar en la casa".

"Varias veces vi peleas en las que él se ponía violento y entonces yo le hablaba y lo tranquilizaba para que las cosas no llegaran a más, pero esta vez no hubo manera de calmarlo. Cuando se estaba dando la agresión un vecino llegó a la casa y el esposo de Heisel lo amenazó y le dijo que si se acercaba lo iba a matar a él también", agregó la señora.

Doña Sonia dice que la hermana de Heisel que presenció todo el suceso está muy mal, ya que no puede sacarse de la mente las terribles imágenes del asesinato.

La familia realiza los preparativos para el funeral y también quiere limpiar la casa en la que se dio el homicidio, sin embargo, Barrias no ha querido entrar ahí porque todavía no se siente preparada para enfrentarse a la escena donde le arrebataron a la hija.

tags: