Managua: Motociclista lesionado al impactar contra una bomba de combustible

Por: || || Hora: 3:08 a.m..
Foto: Julio Cruz/TN8

Frente a una gasolinera ubicada en las cercanías a la entrada del barrio La Quintanima en Managua, se produjo un accidente, durante la noche de ayer, que de fortuna no se volvió en tragedia, ya que una motocicleta fue a impactar contra una bomba de combustible que afortunadamente estaba fuera de servicio, de lo contrario no se puede precisar el daño que hubiera causado.

Jefferson Paul Saballos de veintiséis años de edad es el joven que conducía la motocicleta y que terminó atropellando a otra persona de generales desconocidas sobre este punto de la carretera norte. Saballos relataba que al momento del percance se dirigía a traer a su esposa a su centro de labores, un call center ubicado en el sector de Batahola.

"Vengo de arriba hacia abajo, voy a recoger a mi señora, vengo en desplazamiento; pero mi susto es que de repente el chavalo se cruza, por más que quiero frenar no logro evitar el impacto, ya que todavía se queda parado en media carretera y hasta hace como regresarse, en ese va y ven yo lo termino atropellando. Él y yo caemos para un lado y la moto se va para el otro, yendo a quedar en la gasolinera". comentaba Saballos. 

La persona supuestamente había terminando severamente lesionado, por lo que las mismas personas que andaban con él procedieron a llevarlo al Hospital Alemán Nicaragüense. Saballos también dijo que mientras estaba en el suelo, luego del golpe, estas personas que acompañaban al lesionado, le sacaron el celular y la cartera, donde andaba los documentos de la motocicleta.

Saballos fue atendido por cruz rojistas, quienes curaron sus leves lesiones y recomendaron que fuera al hospital ya que el golpe podía haberle ocasionado alguna lesión interna; pero este se rehusó.

Los bomberos a cargo de la bomba de la gasolinera donde fue a quedar la moto dijo que la velocidad era tanta que luego del atropello, la moto no se arrastró ni nada, literalmente corrió sola hasta ir a detenerse en la bomba que gracias a Dios tenía días de estar bajo mantenimiento.

 

Compartir:



tags: