Joven sufre síndrome de la Bella Durmiente

Joven sufre síndrome de la Bella Durmiente

Por  -  diciembre 1, 2016, 12:38 am
3527
joven, sindrome, bella, durmiente, siesta, meses, pesadilla, silla, ruedas, cansada,
Foto: TVyNotas
Desafortunadamente, cuando tenía 17 años, Beth tomó una pequeña siesta y despertó seis meses después. Durante ese tiempo, ella solía dormir durante 22 horas al día y despertaba como en un trance para sólo comer e ir al baño.

 
A sus 22 años, Beth Goodier debería haber terminado la universidad y empezar a trabajar como psicóloga infantil, pues es una mujer con todas las virtudes para tener un brillante futuro.
 
La madre de Beth, Janine, asegura que su hija ha dormido el 75 por ciento de su vida durante los últimos 5 años, además de que ha vivido una terrible pesadilla debido a que no puede salir a la calle, ir a la universidad o tener una vida social normal.
 
Las únicas veces que ha salido de casa ha sido para visitar al doctor y necesita usar una silla de ruedas pues siempre se siente demasiado cansada. Su madre asegura que la vida de su hija es como el día y la noche, cuando ella despierta empieza una carrera contra el tiempo para vivir la vida que tendría que haber vivido.
 
 
Lo más pronto posible, queda con amigos para ponerse al corriente, acude al estilista para arreglar su cabello y pasa el mayor tiempo posible con su novio Dan, un maestro de 25 años que conoció hace tres durante uno de sus periodos despierta.
 
“El síntoma más terrible es la confusión. Cuando se despierta, por un par de horas al día, no sabe dónde está y se encuentra muy agitada. El año más difícil fue cuando sus amigas terminaron sus clases y se fueron a la universidad, Beth sabía que debido a su estado no pudo estar ahí, y eso le dolía mucho, y cuando le duele, a mi me duele”, cuenta la madre de la chica.
 
Beth es una de las 100 jóvenes británicas diagnosticadas con Klein-Levin (KLS), conocido también como síndrome de la Bella Durmiente. Sin embargo, ese nombre de cuento de hadas está muy lejos de lo que conlleva la enfermedad.
 
Los jóvenes que se enfrentan a esta sombría realidad, se la pasan durmiendo gran parte de su vida formativa, pues esta golpea principalmente a los adolescentes que rondan los 16 años y tiene una duración de 13 años. Destruyendo las esperanzas de los jóvenes de ir a la universidad y forjar una carrera profesional.
En América Latina se desconoce con exactitud cuántas personas padecen éste síndrome, pero sí se tiene registro de que en México existen al menos cinco casos.
 

Artículos Similares

Sin comentarios

Dejar respuesta